16 ago. 2011

Como un atardecer de verano;

Era la brisa que recorría suavemente mi cara o era tu recuerdo lo que me hacia soñar despierta. Ya era tarde, ya estabas lejos cuando decidí amarte, ya no estabas a mi alcance. A pesar de todo, no me rendí, solamente viví con tu recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario